Estás en: hoySport > Baloncesto, LEB Oro

BALONCESTO | LEB ORO

Presupuestos fantasma en la LEB Oro

El Cáceres dice tener menos dinero que la mayoría de sus rivales, pero en realidad nadie lo sabe
28.03.12 - 00:03

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Presupuestos fantasma en la LEB Oro
Los clubes no detallan sus cuentas, si bien se puede estimar que los extremeños ocuparían entre la séptima y la novena plaza de la lista

El presupuesto, ese gran desconocido. La transparencia no es una de las virtudes de la LEB Oro, y en lo tocante al dinero que maneja cada uno, mucho menos. Cada vez que se da una cifra les falta tiempo a los dirigentes para salir a desmentirla por exagerada. Sin aportar una alternativa, claro. Estos días el debate en el Cáceres Patrimonio de la Humanidad gira en torno a la afirmación del club - enunciada por el entrenador y respaldada por el presidente-, de que cuentan con el «décimo o undécimo» presupuesto entre los 18 equipos de la liga, y por lo tanto no están obligados a clasificarse para los playoffs de ascenso, que disputan los que acaban la fase regular entre la segunda y la novena plaza.

¿Pero, es esto cierto? En realidad nadie lo sabe, o casi nadie. La Federación Española de Baloncesto (FEB) es el único organismo que tiene en su poder los presupuestos de todos los clubes, que al fin y al cabo no dejan de ser previsiones de ingresos y gastos que muchas veces quedan desfasadas a mitad de campaña. Es lo que pasa sin ir más lejos con el Cáceres, cuyo presupuesto anunciado en verano de cerca de 900.000 euros ha sufrido un drástico tijeretazo porque finalmente el recorte de las ayudas públicas ha sido bastante mayor del anunciado. Le quedarían en torno a 700.000, aunque esta cantidad sigue siendo aproximada porque, para no ser una excepción, el club verdinegro esquiva indicar la cantidad exacta.

Si los presupuestos no son públicos, cabe preguntarse en qué se basan tanto Gustavo Aranzana como José Manuel Sánchez para colocar al Cáceres en el puesto 10 u 11 de la lista. Una vez más se trata de estimaciones, en este caso cimentadas en los sueldos que se pagan a los jugadores en cada sitio. El club está en permanente contacto con los agentes y conoce a la perfección los precios de mercado, lo que le permite saber con poco margen de error cuánto ha costado cada plantilla de la liga.

Dinero para la plantilla

Y es que al fin y al cabo, a la hora de establecer los objetivos deportivos más importante que el presupuesto global de la entidad es qué porcentaje de ese dinero destina a fichar y pagar a los jugadores. En este punto existen diferencias enormes entre unos y otros clubes. Un caso extremo es del Melilla, que recibe de la administración pública 1,5 de los 1,7 millones de euros en los que se calcula su presupuesto. Es con mucho el más elevado de la LEB Oro, pero ocurre que está obligado a destinar un millón a saldar la enorme deuda que arrastra de temporadas anteriores, de modo que en realidad le queda un montante que le sitúa en la zona media-alta. En el extremo opuesto aparecen otros equipos con presupuestos mucho más bajos, pero sin apenas gastos más allá de lo que les cuesta la primera plantilla. No es el caso del Cáceres, que en su presupuesto incluye también el coste del filial de liga EBA y de los 20 equipos de cantera, aunque tampoco en este caso desde el club quieren detallar qué porcentaje de global se va en esos dos conceptos.

Un repaso por las informaciones publicadas en los medios locales de las ciudades con equipos en LEB Oro permite establecer una clasificación oficiosa de clubes más y menos 'ricos'. Arriba del todo estaría el Melilla, con los matices ya explicados, seguido por el Iberostar Canarias, el Ford Burgos, el Breogán de Lugo y el CB Granada, todos ellos por encima del millón de euros, aunque como se sabe el granadino es un club intervenido judicialmente y en proceso de disolución que se ha deshecho de casi todos los buenos jugadores que ficho. Va penúltimo y desde diciembre no cuenta para nada desde el punto de vista deportivo. En ese grupo tan exclusivo como engañoso de más de un millón de euros podría entrar también el Menorca Basquet, sobre el que sin embargo pesa una deuda brutal de siete millones que amenaza seriamente su futuro.

A partir de ahí se abre un abanico en el que es difícil precisar con cuánto dinero cuenta cada club. Por encima del Cáceres podría estar el León, mientras que existe un grupo de varios equipos, en el que además de los extremeños están Lleida, Navarra, Girona o Palencia, cuyos recursos serían muy parecidos. Por lo tanto, eliminando de la lista al desahuciado Granada, es más que probable que el presupuesto del Cáceres esté entre el séptimo y el noveno de la LEB Oro. No hay motivos objetivos para pensar que sea ni el décimo ni el noveno, como apuntaron Aranzana y Sánchez, y menos aún teniendo en cuenta que el 60 por ciento de lo que tiene el Melilla se va para pagar deudas atrasadas. Además la relación dinero-rendimiento a menudo falla, como está demostrando por ejemplo el UB La Palma, segundo clasificado con uno de los presupuestos más bajos de la categoría, y que para colmo ve ahora peligrar su supervivencia por la decisión del gobierno canario de recortarles 100.000 euros de la subvención.

Fichar como ricos

La fama de 'equipo rico' persigue al Cáceres desde que regresó a la LEB Oro y no hay entrenador rival que no llame la atención sobre su 'elevado presupuesto' cada vez que le toca enfrentarse a ellos. Es algo que molesta mucho a Gustavo Aranzana, quien una y otra vez se pregunta cómo es posible que equipos presuntamente en la indigencia se refuercen como lo hacen en los meses de invierno, incluso quitándole al Cáceres jugadores por los que había mostrado interés y que obviamente se acaban marchando con el mejor postor. Que estos fichajes se produzcan sin garantías reales de cobro es otra historia, y ahí sí que la fama del Cáceres es mecida: cumple lo que firma y paga cuando debe, entre otras cosas porque la directiva se obligó desde que inició el proyecto a no vivir por encima de sus posibilidades.

Los datos más fiables, aunque ni oficiales ni definitivos, indican por lo tanto que el Cáceres cuenta con un presupuesto acorde a su objetivo inicial de clasificarse para los playoffs, al margen de otras consideraciones como que se haya acertado más o menos en algunos fichajes, o que Francis Sánchez haya regresado cobrando muchísimo menos que en temporadas anteriores. Claro, que los precios han bajado mucho y con lo que mismo cuesta ahora una plantilla de playoffs hace dos años se estaría luchando por no descender.

| Compartir -

Añadir a del.icio.us

Añadir a digg

Añadir a technorati

Añadir a yahoo

Añadir a meneame

¿Qué es esto?

Opina

Para realizar un comentario con tu perfil, primero debes identificarte: Login.

Desconectar tu perfil: Desconectar

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS